Llamamos bongs a las pipas de agua fabricadas en vídrio de borosilicato, o de laboratorio, diseñadas para el fumador más exigente, dado que el filtrado que aporta el hacer pasar el humo por el agua lo enfría, lo filtra, lo hidrata y lo concentra, consiguiendo así caladas grandes y sabrosas de humo fino, suave y concentrado