Son 100% celulosas. No tienen olor y no interfieren con las características del tabaco. Su consistencia también permite una combustión mas lenta que la mayoría de los otros papeles.