Desde el 2010 es el sustrato de los cultivadores Argentinos.