Notas de interés

THC vs. CBD

El Cannabis está compuesto por más de 85 cannabinoides activos diferentes, pero hay dos activos principales en su composición: El THC y el CBD. Ambos actúan sobre el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo produciendo diferentes efectos, pero interactúan de manera conjunta, se complementan mutuamente. El THC es el compuesto psicoactivo de la marihuana, en cambio el CBD, no lo es.

Si conocemos ambos compuestos estaremos más preparados a la hora de elegir la variedad que vamos a cultivar, así como también para conocer lo que debemos buscar dependiendo del efecto que deseamos lograr: recreativo (THC) o terapéutico (CBD).

EL THC

El THC es el compuesto psicoactivo del cannabis y está vinculado a los dos receptores que se encuentran en nuestro cerebro:

-El CB-1: es el que influye en el placer, en el apetito, en la memoria y en la concentración. Digamos que es el componente responsable de que después de fumarte un porro te den ganas de comer algo, o directamente, de irte a dormir. Y cuantas veces te habrá pasado de quedarte en blanco en mitad de una conversación y preguntarte: ¿De qué estábamos hablando? Bueno, ¡Ya sabemos quién es el responsable!

-El CB-2: disminuye la sensación de dolor e influye en la homeostasis de algunas partes del cuerpo, como el riñón o el hígado.

Generalmente, las variedades de marihuana con más contenido en THC son las más reclamadas para uso recreativo, y a su vez, es el componente que está más prohibido y restringido en la legislación de todos los países.

EL CBD

Este cannabinoide disminuye la sensación de ansiedad producida por el THC, ya que tiene propiedades ansiolíticas y antipsicóticas, por lo que también lo consideran bastante efectivo para el tratamiento de la esquizofrenia.

El CBD también está asociado con el desvelo y la energía, por lo que también se complementa con el THC, aunque si se está buscando un efecto relajante, lo mejor es que la proporción de CBD sea baja.

En cuanto a la memoria, también reduce el deterioro que causa el THC , así que si no querés preguntarte dónde está tu celular cuando en realidad lo tenés en la mano, lo mejor es que tu marihuana tenga un alto contenido en CBD.

El CBD es el componente más buscado en las variedades para uso terapéutico, ya que contiene propiedades antiinflamatorias que son muy superiores a las que contiene el THC, no produce efectos psicotrópicos (causados por cualquier sustancia natural o sintética, capaz de influenciar en las funciones psíquicas por su acción sobre el Sistema Nervioso Central). Se usa mucho en afecciones como la artritis o el reumatismo. También, tiene efectos anticonvulsivos, y a su vez, reduce los espasmos musculares y por ello se suele recetar a pacientes con epilepsia.

CONCLUSIÓN

Dependiendo del efecto y uso que deseemos lograr, debemos optar por variedades más ricas en uno u otro componente. Si se sufre alguna enfermedad o trastorno, lo más indicado es una variedad con alto contenido en CBD, pero si lo que se desea es pasar un buen rato, el THC es el componente adecuado.

Con la proporción perfecta entre CBD y THC lograrás los efectos que deseas, ¿cómo podemos averiguar cuál es la indicada para qué? Según el ratio:

  • Ratio 1:0: no tiene CBD y su contenido de THC es escaso.
    Una variedad con este ratio va a producir euforia y risas incontrolables.
  • Ratio 1:1: ambos cannabinoides se encuentran en igual proporción.
    Encontraremos relajación y bienestar.
  • Ratio 2:1: contiene el doble de THC que de CBD,
    Su efecto psicoactivo va a ser intenso, pero al mismo tiempo relajante.
  • Ratio 0:1: Contiene únicamente CBD.
    No producirá ningún tipo de efecto psicoactivo. Es el ratio perfecto para tratamientos medicinales.

Artículos Relacionados